martes, 19 de enero de 2010

Once upon a morning dreary




El día que Poe cumplió 200 años lo vi de frente
en medio de la plaza central 
inmóvil/de pie
sus ojos vidriosos parecían mirar a través de mí 
hacia un punto fijo que quedaba a mi espalda

El reloj de la catedral anunció las nueve
las palomas rodearon la plaza 
dibujaron en el aire los primeros espirales 
de un remolino
excepto una
a la que el aire apenas alcanzó a levantar 
tres plumas grises
del ala muerta

No me detuve
La escena quedó atrás y en mi cabeza

Regresé durante varios días 
a la misma hora 
escruté las orillas de la plaza 
el rostro de sus habitantes
no volví a encontrarlo 

Sin embargo desde hace varios meses
hay un indigente que parece reconocerme
cada vez que paso por el lugar
y cuando estoy suficientemente cerca
levanta su mano/la sacude con fuerza
y me grita adiós desde su acera

Yo levanto mi mano para devolver el saludo
y desde entonces
jugamos a que él es un escritor muerto
y yo una antigua conocida

12 comentarios:

Goríron dijo...

Qué lindura. Es raro cómo Poe combina lo tierno y lo macabro en su persona; una combinación de pavor y ganas de abrazarlo.

Pablo Bromo dijo...

¡qué lindo poema! Un abrazote, P.

Alex Socop dijo...

Buen poema, de esos que dejan un buen sabor de boca.

vivoenlared dijo...

Quien sabe, quizá lo sois.Saludos

Miss Trudy dijo...

Tu ves a Poe en el indigente. ¿A quién verá el indigente cuando te mira a ti? ;o)

Alma Impura dijo...

Dios mío...
No entiendo cómo hiciste,
pero por un momento,
te fusionaste con Edgar.
Realmente veo sus palabras en las tuyas.
Es impresionante.
Eddy es mi escritor favorito,
y realmente me puede ver algo semejante.
Tenes mucho talento.
Mantenelo. Desarrollalo.
EXCELENTE.
Sigo este blog...



Anima Impurus.

Vania Vargas dijo...

Gracias a todos por pasar y comentar. Un abrazo para cada uno.

Anónimo dijo...

jajaja, gente!! cualquier cosa les impresiona llamar poema a cualquier escrito?? mmm no es tener mucho criterio en la materia, felicidades.
usted es grande en esas mentes pequeñas.

Vania Vargas dijo...

Interesante su postura. Porque cabal no es un poema, es un cuento. Bueno, puede ser lo que usted quiera, pero no se enoje porque el canon no se lo va a agradecer. Saludos, señor (a) (ita) anónimo (a) (ita)

Asminda dijo...

Excelente... no puedo decir nada mas.

Vania Vargas dijo...

Gracias, Asminda. Un abrazo

Anónimo dijo...

Olá, sin duda alguna, disfrutamos todos de esa fascinante forma en que nos internamos en la densa selva de imágenes a que nos invitas... Muy lindo saber que por los azares del destingo conozco a este indigente, será que así podré conocer a Poe??? Qué belleza degustar tu forma de expresión?? Un abrazo