miércoles, 9 de abril de 2008

Ellas


Caen como gotas sobre el papel, previo a ello dan vuelta, se retuercen, se enredan, se asoman, huyen, se esconden.
Hay de todo tipo: divinas, de honor, de rey, mágicas, ociosas, mayores, malsonantes, medias y últimas.
Se pueden tomar, escapar, gastar, quitar, torcer; se puede hacer que el prójimo se las trague, hacer que corran, cruzarlas, dejarlas en la boca, tenerlas en la punta de la lengua y mantenerlas firmes, eso sí, con mucha dificultad.
Pueden mudar, se pueden perder, usar en contra, se las puede llevar el viento.
Sirven para crear y destruir: el escritor argentino Jorge Luis Borges alude a la figura del Golem judío, un hombre creado por una combinación de letras tatuadas en su cuerpo. La primera, EMET, que significa Verdad, le daba vida; y bastaba con borrar la primera letra para que la palabra se convirtiera en MET, muerte, y la criatura derivara en ella.
Sirven para comunicar, para no decir, para protestar, para llenar el silencio, para crear el caos, para convencer y engañar.
Para José Saramago son las máscaras del pensamiento; para Cortázar, las perras negras, “ese río de hormigas feroces que se comerá el mundo”; para Pessoa, la posibilidad de expulsar todas sus voces internas y para Octavio Paz: usted y yo, escrituras que intentamos ser deletreadas.
Quizá de todo esto derive mi apego a las palabras, no tanto a su sonoridad sino a su forma. Quizá por eso, han sido el medio perfecto para llegar al vos, sin otro afán que el de llenar este espacio, sacudir conciencias, compartir, reflexionar y dejar escapar el grito que habita adentro, en fin, para que las piedras no hablen, contribuir con el caos o simplemente para confirmar, a través de ellas, mi paso distraído por el capítulo de esta historia. Por aquí nos vemos.

7 comentarios:

PROSÓDICA dijo...

Hola Vania, paso por aquí por recomendación de la Filis. Me gusto mucho tu escritura, me gusta que es directa y simple...aprecio eso en las letras.

Sin duda alguna, "Ellas" han conquistado al mundo, al hombre y a lo aún desconocido.

Abrazos y te sigo visitando

Vania Vargas dijo...

Bienvenida Prosódica. Gracias por tu comentario. Buena onda la filis. Por aquí nos vemos, claro. un abrazo para vos también.

La Filistea dijo...

Tan importantes son que ahí las ven hasta en la sopa "sopa de letras", me gustan cuándo están en los crucigramas.

Buen recorrido Vania, por las frases de los grandes, y ojalá las palabras siempre sigan acomodándose en tus temas para leerte mientras haya vida.

¡Ay dios! Adoro como escribes!

Vania Vargas dijo...

apareciste filis!! buena onda. un abrazo

lusifergua dijo...

Quizá nuestro fin sea rebuscar en las palabras formaciones coherentes que hagan la pena leerlas, no sólo llenar el espacio o el silencio...

Vania Vargas dijo...

también...claro que sí.

Alma Karla dijo...

"El medio perfecto para llegar al vos", me gusta mucho, Vania. Qué bonita esta oportunidad de conocer tu blog y agradecerte de nuevo por todo.

Creo que sí, ese apego por las palabras es amor o pasión, rescate puro. Perras negras o antifaces, siempre nutren, siempre.

Saludos