domingo, 27 de julio de 2008

La decisión

Escribir mucho es mal síntoma. Solo escriben excesivamente, compulsivamente, los que se van a morir pronto. Los que no tienen más tiempo para vaciarse el cerebro antes de que todo sea estrecho, oscuro, asfixiante, sordo.
Basta ya de esa manía de pasarse las horas en monólogos mentales. Hoy la dejo. Me levanto y escondo los cuadernos, junto los lapiceros y limpio por fin ese escritorio.
Si tan solo pudiera, al fin, abrir los ojos.

11 comentarios:

Petoulqui dijo...

Pues, el Gabo (García Márquez, no sea que se confunda con otro Gabriel...) sigue escribiendo y no se ha muerto (todavía)(¿o sí?)(a lo mejor pero no lo reconoce)(será que he dejado traslucir el hecho de que no me gusta mucho el Gabo; bueno, sus libros...) (en fin), será que mala hierba nunca muere.

Escriba, Vania, escriba bastante. No ve que nos gusta leerla. Ya tiene toda una pandilla de ciber-personajes-imaginarios siguiendo sus textos.

Al publicar (Vd.) sus monólogos mentales se tornan en apóstrofes. Mas, no es cierto, no son apóstrofes porque recibe respuestas.

Si ha llegado hasta aquí, pues le diré que la lectura de su texto me provocó muchos deseos de escribir. Y me gustó mucho la última línea (voy a escribirla porque el gusto fue bastante):

"Si tan solo pudiera, al fin, abrir los ojos."

Intenso.

Saludos,

Peto

La-Filistea dijo...

Crees? Nahh.. mirá a Balzac, decía que quería hacerle competencia al registro civil, escribió como "milochomil libros".

No "sias mala" saca otra vez los lapiceros y el cuaderno de doble línea.

p.s.todavía existen los cuadernos de doble línea muchis?

Petoulqui dijo...

Todavía existen, Filis.

Saludos en general,

Peto

Fernando Ramos dijo...

Escriben mucho los que tienen mucho que decir, o quizá los que solo hablamos pajas.

Salu pue

rafael romero dijo...

Yo hago algo mi querida Vania: para poder abrir los ojos, primero tengo que cerrarlos; claro, no los ojos en sí, sino los párpados.

Estuve leyendo tu blog. No dejés de escribir, como dice Petoulqui. Ah, por cierto, felicitaciones por tu Luna Park... enhorabuena.

Saludillos,

Alma Karla dijo...

Querida Vania, yo escribo mucho, lo sabes, pero la verdad es que a veces quisiera no hacerlo. Eso que dices sobre morirse pronto, ya lo había pensado. Y me da mucho temor. Sin embargo, con o sin escritura moriremos. Escribir es una extraña forma de estar vivos ciegos o no, pero con pulso. Y uno no elige a la escritura, sólo ocurre. Creo que los intuyes y que te duele saberlo: cuando una quiere ir en contra de su voz ya es demasiado tarde.
Te abrazo y otra vez gracias por tu hospitalidad.

lusifergua dijo...

Quizá algún día todos estemos muertos y alguien leerá lo que escribimos... No hay que dejar de escribir... nuestro modesto legado.

Oswaldo J. Hernández dijo...

Mi felicitación a la Luna Park Vania. Mi más grande panegírico y un saludo compartiendo ese mismo síntoma.

PROSÓDICA dijo...

A veces es bueno tomarse un descanso, como yo lo he estado haciendo....respirar, leer otras cosillas, salir más al mundo real y luego regresar con las pilas cargadas para venir a plasmar todo lo aprendido o vivido de nuevo. Te entiendo, pero no penses que es definitivo, solo date un descansito y regresa cuando se sienta bien otra vez..... :)
Nosotros igual te esperamos.
abrazos.

gabrielWoltke dijo...

jajajajaj eso es seña de que todavia me queda mucho tiempo de vida..

saludos

Vania Vargas dijo...

Tan chulos todos muchá, pero no se lo tomen tan literal... yo también los quiero mucho jeje.

gabriel: jajajaja, chistoso