viernes, 28 de agosto de 2009

Centro Comercial/quinto día




¿Podés sentir cómo tiembla todo el lugar por ratos?
Nadie parece darse cuenta

Todo está inmóvil:
los zapatos/ las muletas/ los himnarios/ los maniquíes sin cabeza

Sentí
Es ese cosquilleo leve que termina en la cadera
como si algo fuera a explotar a nuestros pies

Mirá cómo se mueve la gente
Tratá de imaginar qué es lo que les pesa

Son docenas/son iguales
Entran y salen de las tiendas
caminan entre los pasillos
respiran el aire artificial que mueve esas hojas verdes
que no crecen ni se marchitan

Son la ilusión creada por un círculo de vitrinas que los multiplica
los hace ubicuos
cuando, en realidad,
sólo es su reflejo
el que vaga por los almacenes vacíos

Eso que ves adentro, Sofía, es una de las modalidades del tedio
La conforma una fauna particular
que apenas puede moverse en pequeñas jaulas de madera y cristal

Ellos son el espectáculo que otros pagan y no ven

Mirá vos cómo dormitan en su esquina oscura
mirálos comer con la uniformidad que implanta la rutina
son los que se han acostumbrado a adivinar la hora
por las tonalidades que adopta el neón.

Mirálos desde aquí
No les busqués de frente la mirada
La inmovilidad y el encierro son la comida favorita de la rabia

Allí está el temblor otra vez

¿Lo sentís?

Es la vida, Sofía

Está allá afuera, y corre salvaje.

9 comentarios:

Diego dijo...

¿Hay lágrimas sobre esas hojitas azules, Vania Ajmátova? Cómo se llenan las nervaduras de savia tibia, savia que nutre tu silencio de escritora. Hermoso, Vania.

Abrazo. d.

PROSÓDICA dijo...

BRAVO!!!!!. Genial como siempre mi querida Vania. Fijarse en esos pequeños detalles que otros no se fijan, pero sin aburrir con tanto detalle,hacen las grandes historias.

Abrazote.

Anónimo dijo...

Bien Vania!!!! sos más poeta de lo que te imaginás... seguí dándole a la poesía, tenés demasiado pa dar por esa vía...

Meza.

Prado dijo...

Es una lección que también puedo tomar para mí. Yo también sentí el temblor.

Alex dijo...

Un acercamiento a la cotidianidad de la vida en el centro comercial/quinto día, toda una película filmada en Xela. ¡¡Excelente trabajo, felicidades!!

Diego dijo...

Concuerdo con Meza. Yo recomendé aquel poema sobre Alexaindre en lo del colombiano, hace como dos años, pero poeta genial, poeta escondido, Vania, Pessoa, Tabaquería, etc. d.

Antonio Sánchez dijo...

felicidades por el blog, aqui os dejo la dirección de otro dedicado también a la poesía
en el que por infidelidad de los autores se filtran algunas prosas.

http://sextodia-asr.blogspot.com/

Matchi dijo...

que bonito blog, muy lindo enserio ♥

drocera_inplacebo dijo...

Dos mundos distintos, estabas como en la frontera de ambos.. buenisimo!