martes, 14 de septiembre de 2010

El sueño de los lugares posibles

Otra vez está allí, en el mismo cuarto. Sabe que cuando se voltee hacia la puerta encontrará en ella dos perillas, una en cada extremo, a la altura de sus manos. Sabe que no podrá decidirse por ninguna, que no le dará tiempo, que va a despertar.

3 comentarios:

Johan Bush Walls dijo...

Ese es un ejercicio interesante, tratar de retomar el sueño en el mismo lugar en donde se dejó la noche anterior, o después de haber sido despertado abruptamente; muchas veces se consigue, pero nunca se llega a nada.

Salú pue.

Jonathan dijo...

Lo que hay detrás de cualquiera de las dos puertas no es un sueño.
www.escribiendoconsilencio.blogspot.com

El firmante dijo...

Yo no he querido continuar con el mismo sueño de la noche anterior. Yo he querido escribir mientras duermo, que mis sonámbulos errantes despierten sin abrir los ojos, escribir sin necesidad de despertarme, sin luz.